atrás titulara adelante


President Álvaro Uribe (C). Nariño Palace. Bogotá. 14.08.2002. 
REUTERS/Fernando Ruiz-Presidencia

President Álvaro Uribe (C). Nariño Palace. Bogotá. 14.08.2002. REUTERS/Fernando Ruiz-Presidencia


Entrevista: el Partido Comunista Clandestino opina sobre el referendo

Presentamos un fragmento de entrevista realizada por la Cadena Radial Bolivariana (CRB), Voz de la Resistencia, a un integrante de la Dirección Regional Caribe, del Partido Comunista Clandestino Colombiano, sobre el Referendo que impulsa el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

CRB.- Voceros del gobierno Uribe impulsan con vehemencia el proyecto del Referendo; el ministro del interior, incluso, ha expresado, o dado a entender que quien no vote positivamente por esta iniciativa está con la insurgencia. ¿Por qué este intento de polarizar las posiciones?

PCCC.- Quizá hasta sea correcto lo que dice este ministro parlanchín y pendenciero: el que no está con el Referendo, es porque no desea estar, no está o no desea seguir con un gobierno de marcado acento fascista en Colombia, porque el referendo es en esencia un plebiscito para consolidar el partido fascista del presidente.

Ahora, para lograr su objetivo Uribe Vélez necesita grandes recursos económicos; por ello establece la aprobación de medidas fiscales para complacer a la Banca Mundial, y recortando la inversión social, la cobertura en salud, educación pública y seguridad alimentaria, cree estar ganando puntos de respaldo del imperio yanqui. Esto se ve claro, como claro está que se acentúa el Terrorismo de Estado y se profundiza el conflicto social.

CRB.- Antes el PCCC, ha denunciado que una de las más graves expresiones del Terrorismo de Estado en Colombia es el paramilitarismo. ¿La anterior afirmación que enlace tendría en el proyecto de referendo?

PCCC.- El Referendo fascista en forma descarada le asegura legalidad al paramilitarismo. En uno de sus tantos artículos prevé destinar curules en el Congreso de la República para las “Fuerzas en conflicto” y “que se encuentren en proceso de diálogo”. Es inferible que estas curules son para los paramilitares, a quienes desde ya -sin mirar que son individuos que han cometido atroces crímenes de lesa humanidad-, se les está allanando el camino de la interlocución política con el diálogo y las ofertas de indulto. Esto hace parte esencial del partido fascista de Uribe y la oligarquía más reaccionaria bipartidista (liberal-conservadora).

CBR.- ¿Cree usted que la intensa campaña mediática Uribista ha calado generando efectos favorables al régimen y a su proyecto “plebiscitario”?

PCCC.- Ante todo es un referendo politiquero; se busca conseguir votos con el erario público y el burocratismo. Pone a los gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y a todos los funcionarios públicos como “jefes de debate”, pues se propone la prórroga de su mandato un año mas y el proselitismo incluye el lenguaje estigmatizante del ministro del interior: “El que no está con el referendo es terrorista” .

También debo decir que el cacareado referendo estimula la corrupción, ya que en forma amplia revive los auxilios parlamentarios; reencaucha a aquellos ladrones de cuello blanco que son los barones electorales liberales y conservadores, alinderándolos dentro de la militancia fascista.

CRB.- ¿Cuál sería la manera de hacer oposición al referendo?

PCCC.- Dentro de las organizaciones populares se discute si se alienta el voto por el NO, o si se alienta la abstención activa. Lo cierto es que, hay que denunciar el carácter tramposo y perverso de Uribe y su referendo. En sus preguntas enredadoras confunde a los posibles votantes, imprimiendo una forma de selección que termina induciendo a marcar el SI. Esto de hecho es deplorable. Como también si se vota por el NO, se ayuda a darle cierto aire de legitimidad a tan viciado proceso. Por eso, nuestra orientación es no votar, es abstenerse.

CRB.- ¿La conclusión sería hacer la denuncia y además no votar?

PCCC.- Esa conclusión es parte de la orientación. Porque agreguemos que el referendo es herramienta para oficializar la llamada estrategia de “seguridad democrática”, las medidas del Estado de Conmoción, las liberticidas zonas de rehabilitación. Busca propiciar la intervención y la invasión militar estadounidense, darle mayor ambiente a la incorporación de los mal llamados soldados campesinos y de los informantes o sapos al aparato represivo estatal, pretendiendo que así se “reducirá el conflicto social”. Por todo esto, lo que está a la orden del día es la lucha en todas sus modalidades contra toda la estrategia fascista de la oligarquía, en cabeza de Uribe Vélez.

De parte del PCCC. Hay una especial invitación a asumir con decisión la lucha clandestina, avanzando hacia la conformación de un bloque social y popular, que consolide la unidad de los oprimidos y excluidos y se den pasos para respaldar la idea de gobierno alternativo que han propuesto las FARC-EP, con miras a hacer efectiva oposición al fascismo, siempre buscando instaurar la paz con justicia social, se manera soberana, patriótica y derrotando el intervencionismo yanqui también

atrás titulara adelante

Texto preparativo por:
http://six.swix.ch/farcep/Revista/Resistencia31/Web/
Prof.A.M.Maysky y General Vargas: Redacción Rusa "Soprotivleniye".

Hosted by uCoz